Buscar
  • Psic Joyce Garcia

Mitos sobre el suicidio

Muchas personas que tienen riesgo de suicidio no solicitan ayuda debido al estigma asociado a la conducta suicida. Incluso los que solicitan ayuda, el estigma y la discriminación pueden influir en las probabilidades de obtener ayuda.

Estos son algunos mitos o pensamientos erróneos acerca del tema del suicidio.


Mito: Si uno no habla sobre el suicidio, alienta a alguien a que lo intente


Es importante saber que el preguntar acerca de la autolesión y el suicidio no provoca actos de autolesión o suicidio. La mayor parte del tiempo hablar sobre este tema reduce la ansiedad asociada con los pensamientos o los actos de autolesión o suicidio y ayuda a la persona a que se sienta comprendida.


Mito: Quién haya sido suicida alguna vez, nunca dejará de serlo


El mayor riesgo de suicidio suele ser de corto plazo y específico según la situación. Aunque los pensamientos suicidas pueden regresar, no son permanentes, y quien haya tenido pensamientos e intentos suicidas puede llevar después una larga vida.


Mito: Solo las personas con trastornos mentales son suicidas


El comportamiento suicida indica una infelicidad profunda pero no necesariamente un trastorno mental. Muchas personas que viven con trastornos mentales no se ven afectadas por un comportamiento suicida, y no todas las personas que se quitan la vida tienen un trastorno mental. Sin embargo las enfermedades mentales pueden ser un factor de riesgo para el comportamiento suicida; debe evaluarse siempre la ideación suicida.


Mito: Las personas con autolesión o suicidio y problemas de salud mental son violentas e impredecibles


La mayoría de las personas con enfermedades mentales no son violentas y tan solo un 3%-5% de los actos de violencia pueden atribuirse a individuos que viven con una enfermedad mental grave. De hecho, las personas con una enfermedad mental grave tienen una probabilidad más de 10 veces superior de ser víctimas de delitos violentos que la población general. Es probable que usted conozca a alguien con una enfermedad mental y no se haya percatado de ello porque muchas personas con enfermedades mentales son miembros sumamente activos y productivos de la comunidad.


Mito: La mayoría de los suicidios se producen repentinamente y sin advertencia previa


La mayoría de los suicidios han sido precedidos por señales de alarma, ya sea verbales o conductuales. Desde luego hay algunos suicidios que se producen sin advertencia previa. Pero es importante conocer cuáles son las señales de alarma y prestarles atención.


Mito: Las personas que intentan suicidarse son débiles y egoístas


Las personas con una ideación suicida han perdido generalmente toda esperanza y no ven ninguna otra opción. A menudo creen que quitarse la vida es mejor opción para sus seres queridos y familias y que les están haciendo a ellos un favor.


Es importante comprender que la autolesión y el suicidio pueden prevenirse. La eliminación del estigma y la discriminación no solo salva vidas individuales sino que fomenta también el bienestar de las familias y las comunidades.

Si conoces a una persona cercana a ti y notas que está en riesgo su vida, platica y ayúdale a buscar ayuda con un profesional de la salud mental, dile que no está solo.


 

Información obtenida de la página oficial de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud

#noestassolo





28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo